Un programa de internado puede parecer un compromiso que requiere mucho esfuerzo y tiempo. Sin embargo, cada día más empresas están descubriendo sus beneficios. Ahora más que nunca, es el momento de contar con un buen programa que desarrolle tu empresa mientras das su primera oportunidad laboral a los jóvenes profesionales. ¡Considéralo una inversión que te dará muy buenos resultados e incluso potenciales candidatos para contratación!

¿Cómo se puede empezar a planificar un programa de internado? ¿Puede una empresa tener sus propios internos? Sigue estos pasos para implementar un programa de internado exitoso.

1. Analiza tu organización

Tómate unos minutos para reflexionar sobre la empresa para la que trabajas, sus necesidades y los recursos existentes.

¿En qué tipo de proyectos podrían colaborar los internos? ¿Cuál sería la duración y el período del internado? ¿Qué recursos necesitas para que puedan realizar sus tareas? ¿Qué resultado quieres tener de la experiencia?

Si ya tienes las respuestas a estas preguntas, estás listo para comenzar a diseñar el programa.

2. Diseña el Programa

La planificación es uno de los aspectos a los que debemos prestar más atención e invertir tiempo.

Deberías incluir información sobre objetivos, funciones y responsabilidades, asignación de responsables, procedimientos de evaluación, expectativas, programas de acogida para las incorporaciones, política de compensación, presupuesto anual, etc.

3. Asigna un Coordinador de Programa

Seleccionar a los coordinadores adecuados te ayudará a conseguir los objetivos del programa. Asegúrate de que estén informados de sus responsabilidades como tutores, compartan la filosofía del Programa y sean conocedores de los beneficios que presenta para la empresa.

4. Realiza entrevistas

Diseña una oferta atractiva y publícala en LinkedIn, Indeed y háznosla llegar a KIPP. Llegarás a muchos estudiantes con talento deseando realizar prácticas en tu empresa. Te recomendamos que la información sea lo más completa posible incluyendo una descripción de las funciones, resumen de la compañía y ventajas de trabajar en tu empresa. Puedes hacernos llegar los detalles de tus vacantes aquí: https://bit.ly/SolicitudDeTalento

5. Selecciona e incorpora a los mejores

Antes de tomar tu decisión final, asegúrate de que el interno comparta tu visión como empresa. Después de todo, va a trabajar en uno de tus departamentos y nadie mejor que él debería conocer las necesidades del equipo.

Con un programa exitoso ganas tú, ganan ellos, ganamos todos.

¿Qué estas esperando? En KIPP ponemos todo a tu alcance. Contáctanos si necesitas más información. ¡Es hora de que comiences tu programa de internados!