Designed and built with care, filled with creative elements

Top

La importancia de la autoimagen para alcanzar tus metas

 

La relación con el ¨yo¨ interior es igual de importante que las relaciones entre nuestras amistades y familiares y sobre todo, para el éxito académico y profesional. Cada uno debe mirar a esa imagen propia positivamente, la autoestima de cada uno depende de esta percepción y de la misma forma, dependerá de esto el que puedas alcanzar tus metas.

 

Así, los problemas de autoestima son esas situaciones que aparecen cuando el modo en el que valoramos el auto-concepto es muy pesimista, y nos hace sentir ansiedad, asco u otras sensaciones y sentimientos cada vez que recordamos quiénes somos.

 

Los problemas de autoestima y posibles soluciones:

 

1. Los complejos por falta de talento

Es muy posible que buena parte de los problemas de autoestima aparezcan ante la creencia de que no se tiene talento para hacer algo importante para uno mismo. En este tipo de problemas de autoestima, no solo aparece la tristeza por no llegar a las metas que uno se fija, sino que además se siente que se desaprovecha el tiempo en algo que jamás dará los frutos esperados.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que el talento es, simplemente, el fruto de esforzarse mucho durante mucho tiempo, y que el hecho de no progresar en algo acostumbra a ser indicativo de que, simplemente, esa tarea no motiva lo suficiente.

 

2. La comparación constante

Quien se obsesiona por compararse todo el rato con los demás, termina encontrando mil ejemplos de personas que, en términos generales, parecen ser superiores a uno mismo en todos los sentidos.

 

La buena noticia es que la información que tenemos sobre los otros siempre es insuficiente y demasiado sesgada como para emitir opiniones valorativas con fundamento sobre ellos.

 

La mala noticia es que quien le da la importancia suficiente a este tipo de cuestiones, probablemente será incapaz de tener en cuenta este razonamiento, y simplemente pensará recurrentemente en lo malo que es uno mismo en comparación a otros.

 

3. Los sentimientos de culpa

Culparse por errores cometidos en el pasado, ya sean por hacer algo o por no haberlo hecho, es una fuente común de problemas de autoestima. La vida nos da muchas oportunidades para fallar, y algunas veces el sentimiento de culpa queda enquistado. Lo importante es aprender y evitar caer en la misma clase de equivocación.

 

4. Creerse los menosprecios de los demás

La crueldad del resto de personas puede infiltrarse en el modo en el que pensamos acerca de nosotros mismos. La cuestión es que cuando hay señales frecuentes de que alguien nos menosprecia, tendemos a creer que realmente hay motivos válidos para que se nos desprecie. La realidad no es así, recuerda siempre que no es aceptable ser sujeto de crueldad de alguien. Libérate de esos comentarios, y comienza a exponerte a un ambiente positivo.

¿Cómo terminar con el malestar?

Recuerda siempre que hay ayuda por todos los lados. Sea por medio de un profesional, un familiar, o el amigo/a de niñez, una pequeña conversación puede hacer la diferencia. Nunca dudes de tu imagen, sigue adelante y enfócate en descubrir el potencial que llevas en ti.

 

Fuente: www.psicologiaymente.com