Designed and built with care, filled with creative elements

Top

Estudiante “Bright Stars” de Fundación Kinesis brilla internacionalmente gracias a la robótica

 

 

Su diario vivir inicia desde los campos de Moca, municipio caracterizado por su producción agrícola y con una economía impactada por la contracción de los mercados de la región. Sin embargo, su intelecto y talento en la programación, matemáticas y ciencias han trascendido el 100 x 35 de su país.

 

Nelson Badillo, de 17 años de edad, ha logrado trascender las barreras de acceso y recursos que ha presentado a lo largo de su vida académica. También, ha demostrado que el intelecto y el empeño en superarse puede sobrepasar los estatus económicos, las limitaciones geográficas y hasta aquellas producto de la imaginación.

 

Su historia de superación se ha desarrollado a través de su pasión por la robótica desde sexto grado, lo que lo llevó a convertirse en miembro del Puerto Rico Institute of Robotics (PRIOR), organización a cargo de crear competencias de la disciplina en la isla.

 

“La robótica me ha dado unas oportunidades increíbles porque me han permitido desarrollar muchas herramientas y me han dado el conocimiento que necesito para definir mi futuro. Quiero ser ingeniero”, sostuvo, quien pertenece al programa Bright Stars de la Fundación Kinesis desde el 2017, que prepara a estudiantes desde temprana edad proveyéndole todas las herramientas para el desarrollo de una carrera universitaria.

 

Parte de su destaque inició en el año 2016, cuando fue parte del campeonato mundial de robótica en el Teamwork Award, premio que se le otorga al equipo que demuestre una sólida unión entre compañeros y resolución de retos.

 

Ese año también fue parte del Excellence Award (Campeonato Latinoamericano de Robótica), por ser parte del mejor equipo de competencia en cuanto al desempeño, diseño del robot y entrevistas.

 

Para el mes de octubre del año 2017, en medio de la emergencia que enfrentó el País luego del paso del huracán María en el mes de septiembre y, pese al colapso en los servicios esenciales, logró ser parte de los estudiantes escogidos para ser parte de una video-conferencia desde la Tierra a la estación espacial internacional gracias a una conexión vía satelital realizada en el en el Coliseo del Municipio de Manatí, donde logró entablar una conversación con el astronauta puertorriqueño, Joseph Acabá.

 

En el 2018 también fue parte del campeonato mundial de robótica de los Judges’ Award, uno e los más importantes en este campo a nivel mundial y otorgado al equipo que demostró una exitósa ejecutoria y haberse destacado en un proceso extenso de entrevistas.

 

“Quisiera poder combinar la robótica con la inteligencia artificial para ver cómo esto ayuda a la sociedad. Por ejemplo, en el área de la salud, la construcción, y también, después del paso del huracán María, vi mucha necesidad de en lo relacionado a la respuesta ante el desastre donde muchas personas enfrentaron muchas situaciones riesgosas y pienso que si existiera un robot que salvara a las personas de esta situación sin arriesgar a los rescatistas sería una ayuda para muchas personas”, sostuvo, quien desea convertirse en un ingeniero mecánico con especialidad en aplicaciones sociales de la robótica.

 

Más allá, durante el verano de este año figuró como uno de los 500 estudiantes aceptado el Harvard Pre-College Program, donde tuvo la oportunidad de tomar clases de nivel universitario impartidas por profesores de la prestigiosa universidad, tales como las relacionadas a leyes de propiedad intelectual, escritura, filosofía, entre otras.

 

Además, el joven que aspira a ser parte del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés), se ha certificado como Microsoft Office Specialist (MOS) en la Kinesis IT Academy, que le otorga una ventaja profesional al presentar destrezas respaldadas por el sistema Microsoft reconociendo el dominio de sus herramientas.

 

“Quiero agradecerle a toda la fundación (Kinesis) y su equipo de trabajo por su dedicación y motivación. Gracias a los cursos de IT Academy pude expandir mi conocimiento de programación y de tecnología sin precedentes que son destrezas esenciales que me ayudaran en mi futuro como profesional. Aspiro estudiar en universidades como Harvard, MIT o el Colegio de Mayagüez. Yo sé que de la mano de Kinesis voy a lograr mis sueños”, concluyó.