La joven Adriana Luna, quien participó en el programa de Bright Stars, se ha destacado en el mundo académico y va a comenzar un capítulo nuevo en su educación la cual se enfocará en neurociencia.  

Adriana se graduó de CIMATEC en Caguas habiendo sobresalido en muchas actividades extracurriculares como: ser la presidenta del Capítulo CIMATEC de la Sociedad Nacional de Honor, y co-fundadora y secretaria del Pink Dot Club, una organización estudiantil que inspira y educa a la comunidad, en especial a jóvenes, para que se conviertan en donantes de órganos y tejidos.

A pesar de los cambios de educación durante la pandemia en el 2020 Adriana participó en el “Sagrado-MIT Neuroscience Pre-College Program” por dos meses en el verano. El programa le enseña a estudiantes interesados en el campo de neurociencia cómo serán sus estudios universitarios. 

Gracias a su gran esfuerzo académico fue aceptada por varias universidades sumamente destacadas como: University of Notre Dame, Cornell University, Emory University, Syracuse University, George Washington University, Universidad de Puerto Rico (recinto de Río Piedras), entre otras. Después de considerar todas sus opciones, decidió llevar a cabo sus próximos cuatro años de universidad en University of Notre Dame, en donde se especializará en neurociencia. 

Adriana le agradece mucho a la Fundación Kinesis, “Durante los pasados cinco años, la Fundación Kinesis ha aportado grandemente a mi desarrollo como estudiante tanto en el ámbito académico como en el profesional. Gracias a los talleres de liderazgo, las certificaciones de Microsoft, repasos para el SAT, asesoría universitaria, entre otros programas, pude sobresalir en mis aplicaciones universitarias.” Adriana también habla del apoyo que recibió, “El apoyo que he recibido de la Fundación ha sido uno clave en mi vida y puedo decir con certeza que gracias a ello me siento preparada y lista para enfrentar la nueva etapa que se me aproxima.”

Estamos sumamente orgullosos por Adriana y todos sus logros, al igual que estamos agradecidos por la confianza y el empeño que Adriana colocó en nosotros para ayudarla en sus metas académicas. Adriana es otro ejemplo de cómo la dedicación y motivación en la educación pueden lograr que un estudiante triunfe en su vida.